Bienvenidos.

Te observo
desde una distancia considerable
tus ojos
tu risa
ese mechón que se acomoda en tu cara
tus labios
la raya en tu ceja derecha
tu nariz
tu boca
tus detalles
mirarte las manos mientras hablas de recuerdos
tu voz
dulce melodía para mis sentidos
tus por qué
tus argumentos
tus sentimientos
tu manía de hacerme reír en cualquier momento.

Tú,
complejo
espontáneo
transparente
temeroso
testarudo
orgulloso
especial
e infinidad de sinónimos más.

Tú,
imperfectamente perfecto.

Y yo,
dispuesta a contar las veces que parpadeas
a soñar tus sueños
a escuchar tus ideas
a sanar tus heridas
y a borrar tus penas.
S.S.