Bienvenidos.

Temblando bajo un manto de estrellas, junto a
El frío de tu ausencia.

Novelas que hacen llorar, y

El desorden de mi voz al hablar.
Crujidos de huesos que se van fracturando lentamente, y
Estos vacíos que jamás podré llenar.
Silencios que recorren mis oídos con la esperanza de llamar mi atención, y la
Intuición de que nunca llegarás.
Tengo las pupilas dilatadas por la oscuridad
O por saber que no volveré a verte más.

Caricias del viento que me intentan consolar

O decirme sin decirme que me vaya a otro lugar.
No veo sino luces tenues de velas que se van a acabar, y
Mis rodillas raspadas por la carretera que dejo atrás.
Imagino que ya nada puede ir a peor, alguien
Gira a mi alrededor ¿eres tú?,
¿O simplemente soy yo?
S.S.

2 comentarios:

  1. Hola Martina , esta entrada transmite mucho y te has sincerado. Muchas veces cuando escribimos este tipo de entradas superamos nuestros daños. Está muy bien escrita y haces unos juegos de palabras que me gustan mucho. Seguiré leyendo.
    Atentamente
    Antonio José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio José, me alegra mucho saber que he logrado en cierta parte mi "objetivo" de transmitir. Muchísimas gracias por tu opinión. Saludos.

      Eliminar